En muchas ocasiones sentimos dolor y rápidamente tratamos de aplacar esa sensación. Pero, ¿Qué es estrictamente el dolor y por que ocurre?

Cuando sentimos dolor, nuestro cerebro está interpretando una percepción de riesgo o amenaza para tu organismo. El dolor es una sensación incómoda y cuando no desaparece solemos acudir al médico u otros profesionales para hallar una causa. Para ello hace falta una larga entrevista, analizar con diferentes observaciones movimientos que originen el dolor, hacer test ortopédicos y de ser necesario, pruebas de imagen.

Cuando acudimos al médico obtenemos una solución rápida, analgésicos. Y si te duele mucho o no se te quita, recurrimos a los antiinflamatorios y relajantes musculares. Parar las señales de dolor, es semejante querer cortar la luz que se ilumina en un coche avisando el testigo del aceite. En lugar de detener la marcha, abrir el capó y solucionar el problema, cortamos el cable del testigo del aceite para no ver la luz y podamos seguir conduciendo.

El dolor es normal, natural y sano. Sí, cuesta creer que algo que a muchos pacientes es su peor “condena” sea algo sano.

Déjame decirte algo: La intensidad de dolor que experimentas no está relacionada directamente con la cantidad de daño que ha sufrido el tejido.
La intensidad de dolor que experimentas tiene que ver con la percepción que tú tengas de amenaza por lo que te haya pasado, me explico: si me caigo y me golpeo en la rodilla izquierda, la misma rodilla que hace 5 años me fracturé y tuve grandes dolores, sentiré más dolor que otra persona que no haya tenido experiencias pasadas de dolor con esa rodilla, ya que percibiré el golpe como algo más peligroso para mi organismo.

Muchas de las veces, la persona sin experiencias traumáticas anteriores ni miedos no experimentará dolor o disfunción sino una molestia incómoda. Así como hemos visto que la experiencia de cada persona con el dolor es un determinante, hay otros como la ‘fragilidad’ con la que nos veamos o el contexto en el que estemos. ¿vives en un entorno favorable o sientes que el mundo está en tu contra? ¿sientes tranquilidad en tu vida o un constante desasosiego?

Muchas y variadas señales pueden relacionarse con la experiencia del dolor, pero es el cerebro el que decide si algo duele o no el 100% de las veces, sin excepción. En esta linea, recomendamos el libro Cuentos analgésicos de Carlos López Cubas para profundizar mas sobre este tema (https://carloslopezcubas.com/cuentosanalgesicos)

Desde nuestro centro podemos ayudarte con tus experiencias de dolor. Contacta con nuestro equipo a través del enlace https://agaciacentro.com/contacto/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

* Al solicitar información, declaro que conozco y acepto la política de privacidad de este sitio.

Los datos de tus comentarios están seguros. Responsable: Iraida Yasmina Puerta Porcel. Finalidad: moderar los comentarios. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: no cederé tus datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.