Por: Iraida Puerta Porcel, psicóloga en Agacia Centro

Cada día llegan a nuestro centro familias preocupadas sobre el desarrollo de sus hijos. Gracias a los avances en el diagnóstico infantil cada vez diagnósticos como el autismo, los trastornos del lenguaje o los problemas de aprendizaje pueden ser detectados de una forma mas precoz, lo cual favorece el inicio de la intervención terapéutica y la incorporación de recursos a los niños/as y sus familias.

¿Se realiza actualmente una detección precoz de los trastornos de ocurrencia en la infancia?

A pesar de los avances pedagógicos, terapéuticos y científicos en la detección temprana de signos de trastornos en el desarrollo infantil, el entorno social y el desconocimiento de dichos síntomas por muchas personas, dificulta y retrasa la demanda por parte de los padres de la valoración e intervención. Frases como “ya madurará”, “ya hablará, tu hablaste a los 3 años” o “los padres primerizos os preocupais por tonterias”, hacen un flaco favor a la puesta en marcha de una intervención. Trastornos como el trastorno del espectro autista, que actualmente puede ser diagnosticado a partir del año (https://www.diariocordoba.com/contraportada/2014/04/01/juan-martos-autismo-trastorno-presta-37267241.html), no es hasta pasado los 18 meses, cuando las familias deciden acudir a valoración terapéutica alertando que las diferencias son muy evidentes. Otros trastornos, como el trastorno específico del lenguaje, es tapado por otras etiquetas como retraso del lenguaje y socialmente aceptado que un niño no tiene porque hablar hasta que tiene entorno a los 3 años.

Beneficios de la atención temprana y plasticidad cerebral

Los estudios y expertos coinciden en un mejor desarrollo y mejor pronóstico conforme antes se comience la intervención con los menores. Esto se debe a un fenómeno conocido como plasticidad cerebral. La plasticidad cerebral se refiere a la capacidad del sistema nervioso para cambiar su estructura y su funcionamiento a lo largo de su vida, como reacción a la diversidad del entorno. La plasticidad cerebral es máxima en los primeros años del neurodesarrollo, cuando se adquieren los aprendizajes imprescindibles para la adaptación al medio (desplazamiento, comunicación, interacción social). Pero no es infinita, ya que está ligada a períodos críticos durante los cuales el cerebro está óptimamente preparado para adquirir una nueva función. Los periodos críticos son aquellos momentos en los que las estructuras cerebrales están maduras y pueden adquirir una función.Se llaman críticos porque si no se adquiere una determinada habilidad en el momento óptimo de madurez cerebral luego será mucho más difícil y a veces imposible aprenderla.

Signos del alerta en el desarrollo infantil

En el vídeo que os adjuntamos a continuación, nuestra psicóloga Iraida Puerta, habla sobre todos esos síntomas de alerta que pueden despertar nuestras alertas sobre el desarrollo normotípico de nuestros hijos/as.

Os dejamos un listado de los signos de alarma en el lenguaje seguidamente

 

Para más información siempre podeis contactar con nuestros especialistas en www.agaciacentro.com/contacto

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

* Al solicitar información, declaro que conozco y acepto la política de privacidad de este sitio.

Los datos de tus comentarios están seguros. Responsable: Iraida Yasmina Puerta Porcel. Finalidad: moderar los comentarios. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: no cederé tus datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.